Batmen Returns, a pegar ostias

Batman Returns es un poco raro, porque por un lado toma todas las decisiones de diseño son lógicas pero por el otro sorprende precisamente porque lo hace.

Resultado de imagen de batman returns snes

Es un juego salido de una licencia occidental, Konami (Mirad los juegos de ahora y comparad con los antes y echaos a llorar…) es la responsable de convertirla videojuego, esto es una decisión lógica porque ya tiene bastante experiencia con las Tortugas Ninja, G.I Joe, los Simpsons, aliens, axtérix…

Es un beatemup algo en lo que también tiene experiencia, pero es un juego muy oscuro, muy oscuro, la paleta de colores adapta maravillosamente bien el aspecto de la película original, lo cual lo separan de los típicos juegos multicolor de Konami, muchos elementos como los marcadores parecen sacados más bien de un firefight o de algún otro juego de Capcom, incluyendo las barras de vida multicolor para los jefes. Hay muchos más movimientos que dominar haciendo que cuando tienes experiencia las partidas son muy dinámicas y espectaculares, no solo lo saltamos y pegamos, también podemos cubrirnos, combinar gadgets con nuestras acciones para controlar a los enemigos de lejos, y tirar una bomba para acabar con todo lo que hay en pantalla, todo esto hace que nuestras acciones sean más pausadas, que nos pensemos mejor nuestros próximos movimientos y aunque nos hace sentir más en el papel de Batman se aleja de la acción imparable.

La banda sonora no es la típica de Konami, con esos Chan Chan que nos emocionan, está dotada de la obra original de Daniel Mann, algo muy ambicioso que prácticamente ninguna otra de las conversiones hizo, por todo esto Batman Returns para Super Nintendo es un juego muy particular dentro del catálogo de Konami, quizá por eso los que lo jugamos en su día lo recordamos con tanto cariño además en que otro juego tiene más sentido decir eso de ver a dónde vas payaso.

Como podréis suponer nuestro objetivo es limpiar la ciudad de cocción de los delincuentes del pingüino el cual parece tener una absoluta fijación por los payasos y trata también con Catwoman aunque aparezca solo en un par de ocasiones.

Si estás luchando con un par de enemigos y ves acercarse alguien con un arma o preparar un ataque especial te tienes que aturdir unos momentos con un batarang bien lanzado y terminar de arreglarle la cara al que tiene más cerca, si ves que el malo tiene un rehén y quieres quitarle un trozo de vida así por la puta cara y como en la peli pues usas el garfio. Además el juego en si es bastante fácil y ese es quizá su mayor problema junto a que no permite jugar a dobles mientras que en juegos como Final Fight 2 sin salir de la super o Street of Rage y Golden Axe en la competencia o Los Simpsons y Asterix en las recreativas te permitirán compartir la ciudad partiendo bocas con tus hermanos o amigos.

Resultado de imagen de batman returns snes

Batman te lo pasas en la primera tarde según como está en el primer intento y si quieres ver el final más largo (que tampoco es que aporte mucho) te lo has de pasar a la dificultad más alta, pero es que tampoco cambia a nivel jugable mucho.

Batman Returns no recorta, no se quedan nada cortos en la parte técnica, mientras que ya nos habíamos acostumbrado a los rodillazos en la cara de Double Dragon y en las sentadillas de Final Fight, aquí podemos coger a un par de malosos y estamparlos el uno contra el otro, o podemos tirarlos contra el mobiliario urbano rompiéndolo con detallazos que nos dejaban flipados.